¡La que as liado Viggo!

Vale el amor a los colores, vale la importancia del partido (para no bajar en descenso directo), vale bancar el ciclón a muerte pero… ¡la que has liado Viggo!

Viggo Mortensen, casi va preso por gritar gol

AnsaLatina.com – hace 20 minutos

Viggo Mortensen casi es detenido en EEUU por gritar gol de San

‎Radio Programas del Perú – hace 40 minutos

Viggo Mortensen casi cae preso por gritar gol “cuervo”

‎26Noticias – hace 1 hora

Viggo Mortensen enloqueció con el partido de San Lorenzo y casi

‎JornadaOnline – hace 1 hora

Casi chutan a “Aragorn” del aeropuerto por gritar el gol de su equipo

‎Crónica.com.py – hace 2 horas

Viggo Mortensen al borde de la locura por San Lorenzo

‎El Día (Argentina) – hace 3 horas

Podría seguir pero me parece ya bastante explicativo, quien quiere mas solo tiene que buscar “Viggo Mortensen” en noticias de Google, y para quien quiere leer “el original”:
Sobrevuelos- San Lorenzo.com
Yo soy bastante loca por el Cuervo (llevo siempre una o más pulsera, por solito salgo con una remera puesta, no me voy de viaje sin la bandera, al no poderlos ver por tele miro los partidos por ordenador(gritando lo mío- por supuesto en mi casa), paso a diario en unas cuantas páginas de San Lorenzo… etc, y por eso entiendo perfectamente lo que puede generar la pasión, así como entiendo hasta que punto de locura se puede llegar, lo entiendo perfectamente y – en parte- lo comparto… en parte.

Amo el Ciclón y quiero y aprecio muchísimo a Viggo como persona y como artista igual tengo que decir que no hay que exagerar nunca y esta vez se ha pasado un poco.
Lo siento Viggo, pero es así.
Estoy la mar de contenta por la victoria, y más aun por “como” llegó, tengo una alegría enorme porqué nos brinda la posibilidad de seguir luchando, pero vamos hombre tampoco hay que pasarse, piénsatelo la próxima vez: grita lo que quieras cuanto quieras… en tu casa, en la cancha, en casa de amigos, en un bar, adonde sea pero no en un lugar como un aeropuerto y sobre todo, por mucho que la pasión te pueda, ojo a lo que escribes y a “como” lo escribes, que si no se va armar otra vez la de Dios.

Annunci